LA CALIDAD DEL AIRE EN LUQUE (Ampliar información)

LA CALIDAD DEL AIRE EN LUQUE (Ampliar información)

06 Mar 2015

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, presentó ayer las conclusiones de un estudio realizado sobre la calidad del aire en los municipios de Baena, Doña Mencía, Luque y Zuheros y afirmó que "el estudio avala la calidad del aire del área territorial formada por estas localidades". Tras la polémica surgida en numerosas ocasiones por los posibles riesgos que la actividad de las empresas Oleícola El Tejar y Agroenergética de Baena pudieran tener para la salud de los vecinos, Serrano aseguró que "la actividad que desarrollan no supone un riesgo para la salud humana, ni tampoco para la calidad medioambiental". 

El estudio -que se presentó en el transcurso de unas jornadas sobre la calidad del aire- está realizado por la Universidad de Huelva y la Consejería de Medio Ambiente para analizar el impacto de la actividad industrial de sendas empresas tanto en el medio ambiente como en la salud de la población de la comarca. El informe desvela que "es muy infrecuente que las emisiones de las industrias impacten sobre núcleos habitados, pues los vientos dominantes dispersan sus emisiones en sentido contrario". 

No obstante, y aunque no se han encontrado problemas para la mayoría de contaminantes, los expertos si alertaron de la aparición de dos compuestos, el ozono (el llamado ozono malo) y las partículas en suspensión, que "tienen valores elevados", según explicó el jefe de la Dirección General de Prevención de Calidad Ambiental de la Junta, Juan Contreras, si bien detalló que "son dos sustancias habituales en casi todas las zonas rurales del Sur de Europa, cuya concentración no supera el límite legal, y no se encuentra un impacto directo en dicho contaminante de las emisiones industriales en Baena". La contaminación por ozono, de tipo secundario, está originada por las emisiones de otras zonas, mientras que las partículas en suspensión se relacionan con la combustión de biomasa de origen doméstico para las calefacciones, aunque también hay otras fuentes que inciden en el mismo. 

Para la realización de este trabajo, que se completa con otro realizado por Salud, la Consejería de Medio Ambiente ha contado con unidades móviles de medida de la calidad del aire ambiente y medición de las emisiones de chimeneas industriales; así como estudios sobre partículas contaminantes, partículas en suspensión y de modelización, una técnica esta última muy parecida a la que utilizan los meteorólogos para predecir el tiempo.

MÁS INFORMACIÓN

Atrás